Suscripción

info@coworkingalzira.com

Tlf.: 961 076 600

Coworkers
Por
SECRETARÍA EXTERNA ALZIRA
SOY AUTÓNOMO ¿DEBO PRESENTAR LA DECLARACIÓN DE LA RENTA?
Pautas para que tú mismo puedas rellenar tu declaración

Siguiendo la línea de ayuda a los emprendedores autónomos que por primera vez tienen que presentar su declaración de la renta, hoy explicaremos quiénes están obligados a presentarla, mediante qué impresos, cómo rellenarlos y dónde se presentarlos.

No sin antes decir que para estar más tranquilos y no tener ningún problema, lo mejor es acudir a un profesional que confeccione tu declaración, debes saber que puedes confeccionarla tú mismo con el programa PADRE y siguiendo todas las instrucciones.

 Descarga el programa PADRE aquí

¿ESTOY OBLIGADO A HACER LA DECLARACIÓN DE LA RENTA?

Si has facturado más de 500 euros  tienes que hacer tu declaración.

Además tendrás que ponerte las pilas, pues los autónomos no reciben el borrador de la Agencia Tributaria, pues ésta no dispone de los datos de ingresos y pérdidas exactos de los trabajadores por cuenta propia, pues hay gastos que no son fáciles de rastrear.

Aun así, podrías solicitarlo y recibirías un borrador con los datos fiscales y un resumen de la información que hacienda tiene sobre tu actividad y las retenciones que hayamos practicado a través de nuestras facturas, pero te llegará también una carta adjunta en la que te indicarán que no puedes completarlo.

¿QUE MODELO DEBO RELLENAR?

El modelo 100, en el que habremos de consignar nuestros datos personales, rentas del ahorro, rendimientos de capital y rendimientos de actividades económicas. (Sección D, página 5 si eres de estimación directa y página 6 si eres de estimación objetiva o módulos.

Los tramos de IRPF bajo los que tributarán serán comunes para todos los trabajadores, tanto los autónomos como los asalariados.

Como decíamos, rellenaremos el mencionado apartado D y lo haremos de la siguiente manera,

Tendremos que indicar el tipo de actividad con su correspondiente grupo o epígrafe del IAE que podemos consultar en el modelo 036 de alta en el Impuesto de Actividades Económicas.

Si tributas bajo la modalidad de estimación directa tendrás que consignar los ingresos y los gastos, utiliza para ello las declaraciones trimestrales de IVA presentadas durante el año, pues estas cantidades se muestran allí y. En la mayoría de los casos, los ingresos cuadrarán con el IVA, ya que éste debe incluirse en todas las facturas, por lo que si cuadras estos dos modelos podrás evitar “recelos de hacienda” y los temidos requerimientos.

No ocurre lo mismo con los gastos, pues puede que tengamos algunos imputables en el IRPF, cuyo IVA no es deducible, además hay que añadir las amortizaciones.

Partida de gastos, casillas que van desde de la 95 a la 110. Aquí existen varios tipos de gastos que habremos de saber diferenciar. En orden de aparición son los siguientes:

Consumos de explotación: son los gastos generales aparejados a la actividad como compras de mercaderías, materias primas y auxiliares, combustibles, envases, embalajes y material de oficina.

Sueldos y salarios: nóminas de los trabajadores,  dietas y gastos de viaje,  retribuciones en especie y premios.

Seguridad Social: la suma de las cotizaciones de los trabajadores más las del propio empresario autónomo.  Un autónomo sin empleados  incluirá aquí sus cotizaciones a la seguridad social.

Otros gastos de personal: seguros de accidentes, contribuciones a planes de pensiones y planes de previsión social empresarial.

Arrendamientos y cánones: desde el alquiler del local hasta el leasing pasando por cánones de asistencia técnica.

Reparaciones y conservación: Gastos relacionados con el mantenimiento y repuesto de bienes materiales. Las mejoras o ampliación no se incluirán, pues son inversiones que se amortizarán a lo largo de varios años.

Servicios de profesionales independientes: asesores fiscales, notarios, auditores, y comisiones de agentes comerciales y mediadores independientes.

Otros servicios exteriores: el I+D, las primas de seguros, los servicios bancarios, la publicidad, el agua o la telefonía y los gastos de oficina recaerán en este apartado.

Tributos fiscalmente deducibles: el IBI, el IAE y otros tributos no estatales se podrán incluir, no así las sanciones y recargos de apremio de Hacienda.

Gastos financieros: intereses de préstamos y créditos, gastos de descuento de efectos, recargos por aplazamiento de pago de deudas, intereses de demora de aplazamientos de los pagos a Hacienda. No se incluirán los que se deriven de la utilización de capital propio.

Amortizaciones. Dotaciones del ejercicio fiscalmente deducibles. Las inversiones consideradas inmobilizado material se pueden amortizar por el deterioro  o deprecación estimado en el bien, que se puede obtener de las tablas que figuran en el Impuesto de Sociedades. De forma muy resumida, un activo se puede amortizar a lo largo de varios años a razón de un porcentaje anual concreto según lo indicado en esta tabla:

Tabla de amortización directa simplificada IRPF

Pérdidas por deterioro del valor de los elementos patrimoniales: ese incluirá el deterioro de los créditos derivados por insolvencias de deudores, de fondos editoriales y audiovisuales y del inmovilizado intangible.

Otros gastos deducibles: la adquisición de libros, suscripción a revistas, gastos de asistencia a congresos, cursos o conferencias relacionados con la actividad, las cuotas de asociaciones empresariales, corporaciones y cámaras y las primas del seguro de enfermedad del autónomo con un máximo de 500 euros por persona -se puede incluir al cónyuge e hijos- entrarán en esta partida.

Incentivos al mecenazgo: se podrán incluir como gastos los convenios de colaboración en actividades de interés general.

Provisiones deducibles y gastos de difícil justificación: para los autónomos bajo el régimen de estimación directa simplificada se aplicará automáticamente un 5% del rendimiento neto.

Provisiones fiscalmente deducibles: esta opción queda descartada para los autónomos que tributan bajo el régimen de estimación directa simplificada. Para el resto, serán las facturas no cobradas o los gastos de devoluciones de ventas.

De la diferencia entre ingresos y gastos saldrá el rendimiento neto reducido como también ocurre con las rentas del trabajo. Es muy importante que distingas los gastos según su tipo, sobre todo los que son normales y corrientes del negocio del resto.

Por último, este rendimiento neto se le minorarán las deducciones estatales y autonómicas a las que el autónomo tenga derecho, como ocurre con cualquier otro trabajador.

PLAZOS DE PRESENTACIÓN

Mayo: a principios de mayo dará el comienzo efectivo de la campaña de la renta 2015, aunque antes ya habrás podido presentarla a través del Programa Padre. Se abrirá también el plazo para pedir cita con Hacienda para la confección de la declaración de la renta 2015-

Junio: a finales de junio termina el plazo para presentar la declaración de la renta. El día elegido es el 30 de junio salvo que ese día sea domingo, en cuyo caso se traslada al siguiente día hábil.

No obsante te dejamos un enlace a la página del calendario del contribuyente para el 2016 de la Agencia Tributaria.

calendario del contribuyente 2016

 

SECRETARÍA EXTERNA ALZIRA


© Copyright © 2015 GC Coworking Alzira | Política de privacidad
Con esta suscripción recibirás gratuitamente en tu correo nuestra publicación cada vez que lancemos una nueva edición
Nombre
Mail
Idioma de suscripción
  • castellano
Acepto los términos y condiciones descritas aquí
Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y así facilitar tu navegación. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.